¿Qué es Squarespace?

 Squarespace es una plataforma para crear y gestionar sitios web muy poco conocida en el mundo hispanohablante. Este artículo te explico con detalle qué es exactamente, y para quién la recomiendo.  #Squarespace #SquarespaceEnEspañol #Emprendimiento #Bloguera #NegociosOnline

En los últimos días varias personas me han dicho que no conocían Squarespace antes de que yo se los mencionara o de verlo en mi sitio web, o que de plano no les quedaba claro qué era.

Yo estoy tan metida dentro de Squarespace hace ya tanto tiempo (primero leyendo blogs sobre la plataforma y después trabajando en ella directamente) que a veces se me olvida que en el mundo hispanohablante es relativamente desconocida. Y digo relativamente porque cada vez hay más usuarios que se deciden por Squarespace para sus webs. Prueba de esto es que desde hace unas semanas es posible cambiar el idioma de la plataforma, tanto del panel de administración como de los textos de los sitios como tal (por ejemplo, “entrada anterior”, “leer más”, etc.) a español, siendo el primer idioma disponible aparte del inglés. Una compañía no invierte tiempo y recursos en algo así por gusto.

Por mi parte, en este blog trato de darle visibilidad a Squarespace porque creo realmente que es una muy buena plataforma, e incluso he entrevistado a varias emprendedoras que lo usan para sus webs para mostrar que no estoy sola en esta opinión… Pero aunque hablo mucho de Squarespace la verdad es que lo más básico, explicar qué cosa es concretamente, es algo que no he hecho hasta ahora, así que en este post voy a hacerlo.

separador.png

 

¿qué es Squarespace?

Squarespace es un servicio integral con el que puedes crear y gestionar sitios web. En términos técnicos, es un Sistema de Gestión de Contenidos, como mismo lo es Wordpress, Blogger, u otros menos conocidos como Drupal y Joomla. Con Squarespace puedes crear sitios web de diferentes tipos como blogs, tiendas online, o portafolios.

Una de las características fundamentales de Squarespace es que tiene todo lo que usualmente se necesita para hacer una web en la propia plataforma. Normalmente, cuando vas a crear un sitio web necesitas comprar el dominio por un lado, el hosting por otro y después ir pagando más en la medida en que recibes más tráfico o necesitas más espacio para subir más contenido, en otra parte comprar la plantilla que vas a usar, y después integrar hosting, dominio y plantilla con la plataforma que te va a permitir crear y gestionar tu sitio web.

Con Squarespace no sucede así. Cuando pagas una suscripción a Squarespace tienes todo en un mismo lugar: dominio, hosting ilimitado, plantillas, y plataforma para gestionar tu web, todo junto. Por eso es que digo que es un servicio integral. Además la plataforma incluye, sin necesidad de instalar ningún tipo de plugin, la posibilidad de crear una tienda online, analíticas propias, formularios, galerías, certificado de seguridad, diseño responsivo, y un largo etcétera. Para que tengas una idea: tú puedes entrar a Squarespace sin nada, y en un par de horas tener un sitio web con dominio propio montado y funcionando.

Otra cosa que tiene Squarespace es que es una plataforma muy, muy estable. Como lo tiene todo integrado y no depende de plugins de terceros, todo funciona sobre ruedas y no hay incompatibilidades entre tus formularios de suscripción y la plantilla que estás usando, por ejemplo… o entre diferentes actualizaciones de plugins. Esto quiere decir que es muy difícil que tu sitio web “se rompa”, deje de funcionar de manera inesperada, o de pronto tu tienda desaparezca “inexplicablemente”.

Si quieres darle un vistazo a las principales características, puedes ir a este enlace del propio Squarespace en el que te los explican (en español).

¿cuánto cuesta?

Squarespace es un servicio de pago y tiene cuatro planes que se ajustan a necesidades diferentes:

  1. Sitio web personal (si estás empezando y todavía no sabes bien qué quieres lograr con tu proyecto, esta es una buena opción)

  2. Sitio web business (el que tengo yo, ideal para webs de servicios, portafolios o blogs, que aunque vendan productos no son una tienda como tal)

  3. Tienda online básica (con funcionalidades específicas para tiendas online y no te cobran % por transacción)

  4. Tienda online avanzada (con funciones extra a las de la tienda básica como recuperación automática del carrito de compra, tarjetas de regalo, entre otras)

Todos los planes incluyen lo que mencioné más arriba (hosting, dominio, plantilla, etc.) y los puedes pagar mes por mes o de una vez la suscripción anual (así sale más económico). Los precios varían entre 144 USD anuales para el plan de Sitio web personal, hasta 480 USD anuales para las tiendas avanzadas, pero te recomiendo que revises en este enlace porque pueden tener variaciones en dependencia del lugar en que te encuentres.

¿para quiénes lo recomiendo?

Cuando hablo de Squarespace siempre me gusta aclarar que, aunque me gusta mucho la plataforma y me parece ideal para ciertos casos, no es la mejor solución de manera absoluta ni mucho menos. Squarespace, como cualquier cosa, tiene limitaciones y hay casos en los que sencillamente no es una buena opción (en un momento te digo para quién no lo recomiendo).

¿Pero para quién sí? Pues Squarespace es una plataforma que le apuesta muy fuerte al emprendedor DIY: es muy intuitiva y amigable para el usuario, y al tener integrado todo lo que puedes necesitar para crear una web es muy fácil hacerlo.

Squarespace es una buena opción si tienes los recursos para invertir ella desde el inicio de tu proyecto porque vas a poder crear y gestionar tu sitio web tú misma, y con las plantillas de tremendísima calidad que tienen vas a tener una web muy presentable (si quieres echarle un vistazo por dentro y ver cómo puedes personalizar una plantilla y crear un blog, puedes apuntarte a mi curso gratis de Squarespace). Más adelante, cuando tu negocio ya esté en una fase más avanzada, puedes contratar a una diseñadora para que cree un diseño web más estratégico que te ayude a alcanzar las metas que te plantees con tu sitio, pero si lo que necesitas es empezar ya, puedes hacerlo tú sola y salir con una web muy resultona.

Por otra parte, aunque no estés en plan DIY, Squarespace es una plataforma ideal si eres una emprendedora con un emprendimiento ya más avanzado y estás buscando simplificar la gestión de su negocio, sin sacrificar calidad. Yo soy de la idea de lograr más con menos, y de eliminar fuentes de estrés y agobios en donde pueda. Por otra parte, tampoco me gusta la idea de que una persona no tenga autonomía con su propia web, y que para poner un opt-in con un botón dependa de un tercero. Por estas razones, si quieres autonomía con tu web y paz mental, o tienes alma minimalista, Squarespace puede ser una buena opción para ti.

Ahora bien, más allá de que estés en una de estas dos situaciones (en plan DIY o en modo minimalista), Squarespace es una plataforma que funciona muy bien si tienes uno de estos tipos de negocios:

  • Emprendedoras con negocios creativos que necesiten una web en la que su trabajo sea el protagonista, como fotógrafas, ilustradoras, joyeras, artesanas, floristas, food bloggers, lifestyle bloggers, etc.
  • Emprendedoras con negocios enfocados en servicios en general como copywriters, coach, wedding planners, decoradoras, asesoras legales, diseñadoras, etc. Funciona muy bien si además de tus servicios quieres vender productos (físicos o digitales) pero no eres una tienda propiamente.
  • Negocios que necesiten un sitio web para brindar información sobre sus servicios y sus instalaciones como estudios de yoga, escuelas de danza, galerías, cafeterías o restaurantes pequeños (tienen varias funcionalidades para incluir menús y reservaciones), peluquerías, spa, etc.
  • Tiendas pequeñas de productos físicos o digitales, con un inventario moderado.
  • Bloggers en general, o revistas digitales.

¿para quién no lo recomiendo?

Como dije más arriba, Squarespace no es para todo el mundo y tiene sus limitaciones, y hay ciertos casos en que es mejor optar por otra plataforma:

  • Tiendas puras y duras, con grandes inventarios y necesidad de funnels y herramientas de marketing muy específicas y complejas. Si ese es tu caso, mejor quédate con una plataforma especializada en e-commerce con herramientas potentes para manejar cientos (o hasta miles) de productos y dar seguimiento detallado a los clientes, como Shopify.
  • Escuelas digitales que necesiten alojar sus cursos en su propia web, y no en servicios externos como Teachable, porque no permite (todavía) crear cuentas para usuarios.
  • Sitios web muy complejos, que necesiten de un nivel de personalización extrema (no hablo solo del diseño sino de las funcionalidades) o que requieran de ciertas herramientas muy específicas. En casos así, mejor quedarte con Wordpress.
  • Sitios web para proyectos o hobbies que no estén en condiciones de invertir en un plan de Squarespace, o que no tengan un plan de monetización claro a mediano plazo para su web. Si estás en ese punto, mejor quédate con una plataforma gratuita como Wordpress.com o Blogger, o invierte tu capital en un programa formativo que te permita definir mejor tu proyecto y hacerlo rentable a mediano plazo. 

en resumen

Squarespace es una plataforma integral, de pago, con la que puedes crear y gestionar un sitio web o tienda online. Es ideal si estás en modo DIY, o si quieres simplificar la gestión de tu web sin sacrificar eficiencia y calidad.

 
separador.png

¿quieres seguir aprendiendo sobre Squarespace?

Suscríbete a la newsletter y recibe tips, lo último de Visual Bloom, y ofertas exclusivas para suscriptoras.

solo tu nombre, sin apellidos.
Importante: *
La responsable de tus datos soy yo, Mónica Durán. Necesito estos datos para poderte enviar mi newsletter, y serán gestionados también por Mailchimp, con servidores en Estados Unidos protegidos por un Escudo de Privacidad. Podrás ejercer los derechos que tengas escribiendo a hola@visualbloom.co. Y puedes consultar más info en mi política de privacidad.
separador.png
 
 

¿TE GUSTÓ EL POST?

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES Y AYÚDAME A DIFUNDIRLO... ¡GRACIAS!