Cómo crear un Moodboard para tu marca

La creación de un Moodboard es una de las fases fundamentales a la hora de diseñar la identidad visual de una marca…. pero muchas veces no queda muy claro qué funciones cumple realmente, qué elementos debe incluir (spoiler: no son imágenes aleatorias), o qué hacer con él una vez que lo tenemos listo.

Si estás trabajando tu branding con una diseñadora deberías comprender bien de qué se trata y para qué sirve, porque así podrás evaluar mejor el Moodboard que ella te presente en el proceso de diseño. Y si estás en modo DIY, pues igual te recomiendo mucho que le dediques un tiempo a crear el Moodboard de tu marca y que lo hagas de manera estratégica.

Entonces, como el Moodboard es una parte fundamental del proceso de diseño, y debe crearse con un sentido y una estrategia detrás, en este post te voy a explicar detalladamente cómo hacer uno que verdaderamente contribuya a crear una identidad visual potente.

 Un Moodboard te va a ayudar a ganar claridad y enfoque a la hora de diseñar el estilo visual de tu marca. En este post te explico todos los pasos que debes seguir para crear un Moodboard, y qué no le debe faltar para que funcione. #Moodboard #Branding #Diseño #Identidad
separador.png

Qué es un Moodboard

Un Moodboard no es otra cosa que un tablero en el que se define, utilizando diferentes elementos gráficos, el estilo visual de un proyecto. Aquí me voy a estar refiriendo fundamentalmente a cómo usarlo para un proyecto de branding, pero puede ser también uno de decoración, o para una sesión de fotos.

Moodboard, traducido literalmente del inglés, quiere decir tablero o tablón de estado de ánimo, es decir… un tablero para definir cómo se siente algo visualmente, cuáles son los sentimientos que transmite, para inspirarnos en su creación.

La mayoría de los Moodboards que vemos últimamente son digitales (y en este post me voy a referir a este tipo fundamentalmente), pero la realidad es que toda la vida se hicieron con recortes de revistas, papeles, y hasta tejidos, fibras o elementos naturales, trozos de papel coloreados con lápices o acuarelas, o cualquier cosa que te ayude a crear la inspiración de los elementos visuales del proyecto. Si tienes espacio y materia prima disponible, hacer un Moodboard clásico puede ser un ejercicio creativo de lo más interesante.

por qué crear un Moodboard es importante en el proceso de branding

Lo primero que hay que hacer cuando se empieza a trabajar el branding visual de una marca es definir su personalidad, cómo queremos que esa marca sea percibida por su público. Esto es completamente abstracto e intangible, porqu en este punto estamos trabajando con ideas y conceptos.

Un Moodboard es, justamente, lo que nos va a ayudar a traducir estas cuestiones abstractas de la personalidad de una marca a elementos visuales. Con el Moodboard vamos a materializar visualmente el concepto de la marca, y nos va a ayudar a encontrar elementos gráficos que representen ese concepto.

Además, una vez que el trabajo del Moodboard ya está hecho, se va a convertir en una especie de guía o brújula para crear todos los demás elementos visuales de la marca, desde el logo hasta el diseño web o de papelería.

Los pasos para crear un Moodboard para tu marca

1. Empieza con un concepto

Todas las cosas buenas que queremos que funcionen o que cumplan con objetivo, necesitan de intencionalidad y estrategia, y un Moodboard no es diferente. A la hora de crear un Moodboard para tu branding necesitas pensar de manera estratégica sobre tu marca y tu público: ¿quién es tu cliente ideal, cuáles son los valores de tu marca con lo que tus clientes deben conectar y sentirse identificados, qué mensaje general quieres comunicar con tu imagen, cuál es tu historia de marca y cómo está conectada con las aspiraciones y necesidades de tu audiencia?

Antes de ponerte a buscar imágenes a lo loco y sólo porque te parecen bonitas, es importante que te sientes y pienses en tu marca. Esta una a las razones por las que siempre yo comienzo mi proceso de trabajo de branding con un cuestionario a mis clientes, que me permite conocer todos los fundamentos estratégicos (historia de marca, valores, objetivos del negocio, público, mercado de competidores, etc.) que me van a permitir diseñar una identidad visual que realmente represente a su marca y, al mismo tiempo, que estén sintonía con su público.

Una de las herramientas más útiles al ahora de vincular esta parte conceptual y estratégica con su representación en imágenes son las palabras clave. Las puede llamar palabras clave, valores de marca, y de muchas formas, pero de lo que se trata es de definir unas cinco palabras que representen la escencia de la personalidad de tu marca. Tener estas palabras/conceotos/valores definidos te va a ayudar a que, a la hora de buscar imágenes e inspiración para tu Moodboard, lo hagas con un norte claro de qué es lo que estás buscando, y qué es lo que quieres representar visualmente.

2. El momento de buscar inspiración

Cuando ya tengas los conceptos y la estrategia de tu marca clara, y tengas tus cinco palabras definidas, es el momento de empezar a buscar inspiración visual. Hoy en día uno de los lugares más prácticos para buscar esta inspiración visual es Pinterest. Normalmente lo que yo hago es crear un tablero oculto en mi perfil de Pinterest, en el que voy guardando todas las imágenes que me parecen que me pueden servir para crear la inspiración visual de la marca.

Una de las cosas que le recomiendo mi clientes cuando trabajamos en buscar inspiración visual es que en el buscador de Pinterest escriban cada una de las cinco palabras que se definieron previamente como las palabra clave de la marca. Cuando se hace este tipo de búsqueda muchas veces aparecen imágenes que no tienen nada que ver con lo que estamos buscando, pero también verás imágenes que van a representar gráficamente la palabra.

Un tip para hacer este tipo de búsqueda en Pinterest y que por lo general da buenos resultados, es hacer la búsqueda con las palabras en inglés, porque lo que aparece suele ser más representativo que cuando se hace la búsqueda con las palabras en español.

Pero además de la búsqueda de estas palabras clave, sencillamente anótatelas en un post-it o en una agenda o en algún lugar que lo tengas siempre visible cuando estés buscando inspiración en Pinterest y ten en cuenta que cada imagen que guardes en tu tablero de inspiración debe corresponderse con alguna de estas cinco palabras. Piensa además que no siempre estamos buscando una representación literal de estas palabras, sino que más bien lo que necesitamos es asociar estos conceptos abstractos con imágenes que las representen. Por ejemplo, si estamos buscando la palabra alegría, no necesariamente tenemos que guardar las imágenes de personas riéndose: concéntrate también en encontrar imágenes que te transmitan alegría, que tengan motivos alegres.

Por ñultimo, considera cuando estés haciendo la búsqueda de inspiración visual que, además de fotografías, aquí también puedes buscar inspiración para tipografías, trazos, formas geométricas, motivos, etc.

3. Creación final

Cuando ya hayas reunido una cantidad suficiente de imágenes en tu tablero de Pinterest lo primero que te recomiendo hacer es una revisión de todo lo que has guardado. Por lo general cuando estamos en la fase de buscar inspiración vamos guardando todo lo que vamos viendo y que nos parece que puede funcionar, pero cuando revisamos después todo ese material dentro del tablero por lo general van saltando a la vista ciertas imágene que realmente se identifican mejor con lo que estamos buscando.

En este momento de revisión vas a empezar a notar patrones, ciertos tipos de imágenes que no te diste cuenta en su momento pero que se repiten, ciertas figuras geométricas que también se repiten, estilos, tipografías etcétera. En este punto lo que yo te recomiendo es que empieces a eliminar del tablero todo lo que vayas viendo que no se ajusta completamente a la visión que estás construyendo para tu marca, y que dejes solo la crème de la crème.

Cuando ya hayas hecho este proceso de selección de lo mejor dentro de lo que escogiste inicialmente, es que viene el momento de construir como tal el Moodboard. Igual no todas las imágenes que dejes en este segundo momento de selección van a terminar en el Moodboard, pero esta limpieza o depuración es lo que te va garantizar tener un punto de partida bien enfocado.

Tipos de Moodboard

Antes de empezar a armar el Moodboard como tal, te recomiendo pensar qué tipo de tablero quieres. Sobre todo cuando lo estamos haciendo de manera digital, podemos jugar más fácilmente con el orden y las formas de las imágenes, y podemos crear diferentes tipos de Moodboard:

  • Completamente geométricos

  • Irregulares

  • Tipo grid o grilla

  • Con la paleta de colores incrustada, o aparte.

Esto es cuestión de gusto personal, de cómo visualices mejor el conjunto, y cómo quieras que se vea tu Moodboard. Yo hasta el momento los estoy haciendo geométricos con la paleta de colores abajo, pero quiero empezar a experimentar con los tipo grid y con los irregulares también.

Qué incluir en el Moodboard

En este punto lo que yo suelo hacer es descargar todas las imágenes de Pinterest a la computadora, y cargarlas en un documento de Photoshop. Dentro de Photoshop tengo varias plantillas de Moodboards, que voy ajustando en dependencia de las imágenes que finalmente voy escogiendo para cada caso.

Por lo general preparo dos o tres versiones del Moodboard, voy moviendo las imágenes de uno otro, y voy quitando voy poniendo. Es un proceso muy dinámico, creativo, y flexible pero, aunque no es rígido, sí es importante tener siempre presentes las palabra clave de la marca para garantizar que el Moodboard final que estamos creando sea una expresión gráfica de esos conceptos que definimos como punto de partida. Recuerda que el Moodboard es un elemento que cumple una función en el proceso de diseño, es una herramienta de trabajo, y por tanto hay que hacerlo con un sentido y una estrategia detrás… aunque podemos divertirnos en el proceso, claro.

Además, es bueno incluir diferentes tipos de elementos gráficos. Esto no es estrictamente necesario, pero si lo tienes en cuenta cuando estés escogiendo las imágenes para el tablero, te va a ayudar en el proceso posterior de diseño de la identidad de la marca.

 El Moodboard que creé para  la identidad de Ingrid Fontana  incluye diferentes elementos gráficos (como los hexágonos) que después se utilizaron para diseñar todo el estilo visual de la marca.

El Moodboard que creé para la identidad de Ingrid Fontana incluye diferentes elementos gráficos (como los hexágonos) que después se utilizaron para diseñar todo el estilo visual de la marca.

Entonces, como mínimo te recomiendo incluir en tu Moodboard:

  • Una imagen de estilo fotográfico

  • Una imagen de motivo gráfico

  • Una imagen de texturas o patrones gráficos

  • Alguna tipografía

  • Una imagen de formas geométricas

De esta manera garantizas tener en tu Moodboard los elementos fundamentales que te van a servir de pauta visual a la hora de crear la identidad de la marca, que es algo más amplio y abarcador que un logo.


Los colores a partir del Moodboard

El último paso en mi proceso de creación del Moodboard es escoger la paleta de colores. Sobre cómo crear una paleta de colores armonioso para tu marca hablaré en otro post, pero por el momento te recomiendo que escojas:

  • dos colores intensos (que serán tus colores principales),

  • dos colores neutros (que serán tus colores de apoyo o secundarios),

  • y un color de énfasis (que será el color que utilizarás para resaltar ciertos elementos).

Esto lo hago normalmente con el selector de color del Photoshop y voy sacando de las propias imágenes del Moodboard los colores de la paleta, que después voy ajustando de manera independiente hasta lograr el tono preciso que estoy buscando. Como te mostré más arriba en los tipos de Moodboard, la peleta de colores la puedes incluir mezclada junto con las imágenes, o aparte para que se vea más claramente.

*  * *

Y ya está, ya tienes tu Moodboard. Recuerda que mientras más estratégicamente lo diseñes, mejor te va a servir en el proceso de creación de tu identidad visual.

Cuando se hace con intencionalidad y estrategia, un Moodboard puede ser una guía muy útil para crear todos los elementos de la identidad visual de una marca, y para no salirte del estilo que definiste inicialmente. Esto te va a ayudar a mantener la coherencia visual en todo lo que crees y conseguir un branding potente.

 
 
 
 

¿TE GUSTÓ EL POST?

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES Y AYÚDAME A DIFUNDIRLO... ¡GRACIAS!