Desarrolla tu marca personal antes de diseñarla

La parte de diseño es algo muy importante, pero para dar en el clavo con un diseño que realmente te ayude a obtener resultados, antes debes  establecer las bases de tu marca personal. Aquí te explico cómo —>  #Moodboard #Branding #Diseño #Identidad

Uno de los principales problemas que veo en los clientes que me llegan es que, muchas veces, no tienen bien definida su marca… y aquí lo primero es tener muy claro que una marca es mucho más que un logo y, lo que es más importante, que para hacer un buen trabajo de diseño es fundamental tener bien definida tu marca personal de manera conceptual.

Es por eso que estoy muy contenta de tener hoy en el blog a Roinmar, porque ella se especializa justo en esto: en trabajar en definir los cimientos de tu marca, para que todo lo que hagas después (diseño incluido) tenga coherencia y funcione de manera estratégica.


Hola, hola, es un gusto estar en este rincón compartiendo contigo sobre un tema que tanto me apasiona. Por ello quiero darle las gracias a Mónica, gracias por esta oportunidad que me das de poder compartir con tu comunidad. 

Soy Roinmar Durán, mentora y asesora de negocios digitales en femenino.

Mi misión es ayudar a mujeres profesionales - que quieren vender sus servicios y basan su valor diferencial en la marca personal - a construir sus negocios digitales de forma que éste se adapte 100% a sus estilos de vida, para que no solo consigan vender y vivir de su profesión, sino también vivir la vida haciendo algo que les apasione. Desde las bases y el desarrollo de marcas personales a las estrategias de negocio.

Hoy vengo a hablarles de la importancia del desarrollo de la marca personal antes de dar paso a su diseño gráfico.

Hay algo que debes hacer antes de empezar con el diseño de tu identidad de marca y eso es el Branding

Sé que éste termino suscita mucha confusión. 

En este punto lo que yo suelo hacer es descargar todas las imágenes de Pinterest a la computadora, y cargarlas en un documento de Photoshop. Dentro de Photoshop tengo varias plantillas de Moodboards, que voy ajustando en dependencia de las imágenes que finalmente voy escogiendo para cada caso.

Por lo general preparo dos o tres versiones del Moodboard, voy moviendo las imágenes de uno otro, y voy quitando voy poniendo. Es un proceso muy dinámico, creativo, y flexible pero, aunque no es rígido, sí es importante tener siempre presentes las palabra clave de la marca para garantizar que el Moodboard final que estamos creando sea una expresión gráfica de esos conceptos que definimos como punto de partida. Recuerda que el Moodboard es un elemento que cumple una función en el proceso de diseño, es una herramienta de trabajo, y por tanto hay que hacerlo con un sentido y una estrategia detrás… aunque podemos divertirnos en el proceso, claro.

Además, es bueno incluir diferentes tipos de elementos gráficos. Esto no es estrictamente necesario, pero si lo tienes en cuenta cuando estés escogiendo las imágenes para el tablero, te va a ayudar en el proceso posterior de diseño de la identidad de la marca.

Por “branding” se entiende la parte visual de nuestro negocio: logo, colores, estilo… y aunque sí que son parte importante del mismo, branding es mucho más que eso.

Branding es el proceso que conlleva trabajar todas las bases sobre las cuales se va a trabajar la comunicación visual, verbal y corporal de una marca, para poder ayudarle a posicionar en el recuerdo y la mente del potencial cliente, así como diferenciarse dentro del sector para ser elegida, frente al resto de marcas competidoras.

¡Vamos! que antes de pasar al diseño e incluso a tomar decisiones en cuánto a toda la línea de comunicación, debes trabajar y definir unas cuantas cuestiones como: 

  • ¿A quién te diriges? 

  • ¿Qué les vas a ofrecer? 

  • ¿Qué te diferencia?

  • ¿Qué emociones quieres producir?

  • ¿Cómo quieres que te recuerden?

  • ¿Cómo te gustaría posicionar y marcar la diferencia?

Todo esto es un trabajo previo de autoanálisis y análisis externo. Debes saber qué quieres, pero también debes conocer si caza bien con lo que se demanda ahí fuera y lo que ya se ofrece.

La idea es ser diferentes, que el potencial cliente perciba esa diferencia y qué conecte tanto con él/ella que te elijan frente a la competencia.

Para que ello pase, todo debe estar en coherencia y se debe trabajar el diseño gráfico (comunicación visual), como los textos (comunicación verbal) y tu imagen profesional (comunicación corporal) de forma que todo junto y en cada uno de los canales, transmitan lo mismo.

¿Cómo podrías hacerlo si de buenas a primeras empiezas a diseñar sin definir nada antes?

Sin querer puedes terminar:

  • Proyectando una imagen que no deseas.

  • Transmitiendo emociones que no son las que quieres transmitir.

  • Atrayendo a las personas incorrectas que, aunque inflan los números de tus perfiles sociales y aumentan tu ego, la realidad es que no compran.

  • Siendo incoherente al no trabajar un hilo de comunicación igual para todos los formatos y canales.

  • Confundiendo a tu audiencia y recibiendo preguntas del tipo ¿qué haces exactamente? O ¿exactamente a qué ayudas? …si tu no conoces tu mensaje ¿por qué crees que ellos si lo van a conocer o entender? (posicionamiento confuso).

  • Lo que es peor, creando desconfianza al no mostrar un mensaje, imagen o coherencia.

¿Te has visto en alguna de éstas? ¡tranquila! Todo esto tiene arreglo y se puede conseguir adaptar y conseguir el posicionamiento que deseas.

Para conseguir que lo que proyectas (identidad) sea igual que lo que perciben tu público (imagen), entonces debes trabajar el desarrollo de marca desde cero y no al tun tun.

¿qué debes definir en tu branding?

La parte de diseño es algo muy importante, pero para dar en el clavo con un diseño que realmente te ayude a obtener resultados, antes debes:

  1. Establecer las bases de tu marca personal: debes saber qué es y qué supone  desarrollar tu marca , a quién quieres atraer con ella y cómo deseas que te perciban.

  2. Definir la personalidad de tu marca: si algo es importante es cómo eres (esencia), tu forma de hacer las cosas (actitud) y tus valores (principios que rigen toda toma de decisión). Si esto lo tienes claro, el resto será coherente y te será más fácil crear una marca personal auténtica no solo que conecte, sino también que te represente 100%.

  3. Definir el sentido de tu marca: debe haber un propósito: un qué, para qué y por qué que da sentido a lo que haces y a la existencia de la marca. Tras esto puedes definir unos objetivos que no solo te ayuden a conseguir buenos resultados como negocio, sino además tener un negocio alineado a ti que te ayude a disfrutar del trayecto, del trabajo…

  4. Definir la línea de comunicación: para saber cómo comunicar, debes establecer antes que es lo que quieres transmitir en cuanto a emociones, qué tipo de relaciones quieres establecer con tus clientes y tu público y cuál es el mensaje que quieres transmitirles. Entonces sí podrás hacer una estrategia de comunicación visual, verbal y corporal, es decir, diseño, textos e imagen personal.

  5. Definir el estilo y crear tu moodboard: acudir a un diseñador sin ninguna información es cómo pedirle frutos dulces a un pino. Va a hacer todo lo que este en su mano y quizás te dé unas frutas bellísimas, pero que sepan a lo que quieres mmmmm ¡difícil! No se si ha sido una buena representación, pero a lo que me refiero es que el diseñador va a dar vida a lo que tu le digas, si no tiene información suficiente difícilmente podrá darte un trabajo que te de 100% resultados, porque si ni tú sabes que mensaje te puede hacer atraer a tu potencial cliente, menos él/ella. Debes definir tu estilo, crear un moodboard que represente lo que quieres transmitir, tus valores, emociones y representativo de lo que vas a ofrecer, para partir con algo.

  6. Decidir tu estrategia de posicionamiento: el cómo quieras que se te relacione y recuerde también es muy importante. Para elegir un buen posicionamiento debes conocer muy bien tu modelo de negocio, tu diferenciación y por tanto el mercado dónde vas a adentrarte y la como se posiciona en él la competencia.

Si te tomas todo esto en serio, vas a poder definir una buena base para poder, ahora sí, dar vida al diseño de tu marca, de forma que éste te ayude a conseguir lo que deseas: conectar con tu potencial cliente, transmitirles el mensaje correcto, posicionar en el mercado como experta en tu área y por tanto, aumentar el % de conversión (¡mejores resultados!).

¿Son pocos beneficios? Pues tranquila que te traigo más:

  • Tendrás un diseño del cual vas a estar enamorada, porque realmente te va a representar y te vas a sentir identificada.

  • Si tú éstas enamorada de tu marca ¿qué crees que sentirán los demás? Tu público sentirá lo que tú sientas, por que en la comunicación lo transmites.

  • Diseñar tu marca va a ser súper especial, es algo que vas a disfrutar tanto tú como tu diseñador y será un trabajo que no os va a suponer ningún esfuerzo antinatural.

  • Podrás mantener la coherencia en tu comunicación y en todos los canales, ya que vas a conocer tan bien a tu marca (además de ser parte de ti) que será lo natural.

  • No solo atraerás a clientes potenciales, sino que conseguirás atraer a clientes que conecten genuinamente contigo, que valores lo que hacen y con los que trabajar sea todo un gustazo (clientes ideales).

  • Las ventas ya no serán un agobio, ya no tendrás que forzarlas porque, aunque claramente tendrás que seguir saliendo ahí a buscar a tus clientes, una vez los encuentres la venta se da de forma más natural.

Podría estar hablando de muchos de los beneficios que da trabajar adecuadamente la marca, pero no acabaría jajaja.

Es mejor que lo compruebes por ti misma y por eso te he traído un  Mini curso gratuito de 5 días  que puedes hacer para empezar a desarrollar tu marca y poder conseguir todo lo que aquí te cuento.

No es teoría, son cosas que yo estoy viviendo.

Y cómo me gusta basar la información que doy en mis experiencias o las de mis clientas, te voy a dar un último dato muy importante.

Como marca personal que eres, tú eres la protagonista de la misma, en una marca personal lo que se trabaja es “cómo vender la profesional y su forma de hacer el trabajo” y no el producto o servicio en sí.

Por tanto, la marca personal evoluciona contigo y hay momentos en los que la evolución es tal que hay que tocar de nuevo la marca y todo su desarrollo, empezando de cero. Es lo que los diseñadores llaman “re-branding” y en éste proceso hay que volver a tocar esos puntos previos al diseño,

¿Cómo sabes si necesitas un re-branding?

  • El perfil de cliente al que quieres atraer ha cambiado.

  • El mensaje que estás transmitiendo ya no se identifica al 100% con lo que quieres ofrecer.

  • Sientes que quieres ofrecer cosas diferentes.

  • Quisieras emocionar de otra forma.

  • Tus valores principales ya no son los que eran.

Cuando empezamos como emprendedoras la primera versión de nuestro modelo de negocio se basa únicamente en hipótesis o ideas, de lo que creemos que queremos y lo que pensamos que puede ser el negocio.

Pero solo después cuando empezamos a hacer, a atender a los primeros clientes, a ganar visibilidad y avanzando en nuestros proyectos es que realmente podemos saber si todo concuerda con las primeras ideas o hay que hacer cambios.

Lo normal es cambiar, modificar e incluso pivotar por completo. Esto no nos tiene que dar miedo, si ocurre es por que estás avanzando, estás afinando y por fin te acercas al modelo de negocio que realmente va contigo y que va a darte el estilo de vida que deseas.

¡Empieza con las bases! Y después continúa, no pares y sigue pasito a pasito, sin prisa pero sin pausa, y con paso firme. Esto último es realmente importante, si lo vas haciendo correctamente el tiempo se acorta.

* * *

Espero que te guste el post y no te olvides de empezar al menos con el  curso gratuito para desarrollar tu marca personal.

¡El momento es ahora!

¿La has trabajado ya? ¿sientes que tu marca o negocio te representa?¿estás comunicando el mensaje que quieres?

¡Cuéntame! Estaré encantada de leerte.


foto de perfil Roinmar Durán.jpg

Hola soy Roinmar Durán, Mentora y Asesora de Marketing para negocios digitales en femenino. Estoy aquí para ayudarte a construir unos cimientos firmes para que emprendas con determinación y seguridad tu proyecto. A través del Desarrollo de TU propia Marca Personal (100% tú) y una estructura estratégica de tu negocio digital.

Sitio web | Instagram | Facebook | Pinterest | Twitter


 

¿TE GUSTÓ EL POST?

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES Y AYÚDAME A DIFUNDIRLO... ¡GRACIAS!