El secreto para hacer fotos luminosas

Una de las características de las imágenes que comparto en mi cuenta de Instagram, y también aquí en mi sitio web, es que son fotos muy luminosas. Este estilo de fotografía me gusta mucho porque comunica serenidad, ligereza y alegría.

Pero si en algún momento has intentando hacer fotografías con este estilo luminoso, te habrás dado cuenta de que no es tan sencillo lograr que se vean así. De hecho, para conseguir un buen resultado con este tipo de fotos hay que aplicar ciertas técnicas a la hora de hacer la foto y de editarla, y si no sabes lo que estás haciendo puedes echar a perder la imagen.

Precisamente por eso he querido hacer este post, para explicarte lo fundamental que debes tener en cuenta a la hora de hacer fotos luminosas, y que vayas experimentando con este estilo. Verás que aunque hay cuestiones un poco técnicas, no es tan complicado una vez que ya sabes lo que tienes que hacer.

 El secreto para hacer fotos luminosas. En el post de hoy he decidido contarte las técnicas básicas para que te lances con este tipo de fotografías y empieces a conseguir buenos resultados. #Fotografía #FotografíaDeProducto #Bloguera
separador.png

cuando haces la foto

Lo primero que tienes que cuidar es el momento de hacer la fotografía. Esto en realidad se aplica a cualquier tipo de fotografía, pero en esta es especialmente crítico que se cumplan ciertas condiciones.

mucha luz

Como te imaginarás, es muy importante que tengas mucha luz disponible para hacer este tipo de fotografías… sencillamente no puedes hacer fotos luminosas con poca luz. Más adelante verás que esto es solo una parte del proceso porque la edición también es muy importante, pero si tienes una foto oscura como punto de partida, va a ser muy difícil levantar esas luces con la edición. Y te digo más: aún cuando puedas aumentar bastante las luces en la edición, el resultado no es el mismo y no se ve bien. Incluso Photoshop tiene sus límites, y siempre es una buena práctica tratar de conseguir en la cámara una imagen lo más cercana posible a la foto final.

El asunto está en que puedes tener mucha luz en tu escena y de todas formas terminar con una foto más oscura de la cuenta, especialmente si disparas en automático. Esto es por la forma en que las cámaras miden la luz que hay en una escena y la interpretan. No quiero entrar en detalles demasiado técnicos aquí, pero sí te digo que es muy importante que dispares en modo manual a la hora de hacer estas fotos, porque el truco está en sobre exponer un poco la fotografía en el momento de hacerla, pero con cuidado de no reventar las altas luces.

 
separador.png

Si no tienes claro de qué te estoy hablando cuando digo sobre exponer te recomiendo te apuntes a mi curso de fotografía en donde hablo de todo lo básico que necesitas saber para hacer mejores fotos, desde la exposición hasta la edición.

 

Para esto tienes que jugar con los parámetros de la exposición (la apertura del diafragma, el ISO, y la velocidad de disparo) hasta conseguir una configuración que te dé imágenes ligeramente sobre expuestas. Si usas una cámara compacta o una mirrorles (sin espejo) con visor electrónico, puedes ir viendo el histograma en la pantalla o en el visor en tiempo real (hay aplicaciones de cámaras de teléfonosque también lo muestran). Esto es muy cómodo para ir ajustando los parámetros antes de hacer la foto y para que no revientes las altas luces, tienes que estar al tanto de que nunca se corte en el extremo derecho.

 Así se ve el histograma de una foto expuesta correctamente. Fíjate que el área blanca está concentrada en el centro y no se corta ni en el extremo derecho ni en el izquierdo.

Así se ve el histograma de una foto expuesta correctamente. Fíjate que el área blanca está concentrada en el centro y no se corta ni en el extremo derecho ni en el izquierdo.

 Así luce un histograma de una imagen que tiene las luces reventadas: fíjate que el área blanca  se corta en el lado derecho , que es el extremo de las altas luces.

Así luce un histograma de una imagen que tiene las luces reventadas: fíjate que el área blanca se corta en el lado derecho, que es el extremo de las altas luces.

 Y este es el histograma que estamos buscando: uno  que esté movido hacia el lado derecho (el de las luces), pero que no llegue a cortarse con el borde . Cuando el histograma luce así, quiere decir que la foto está sobre expuesta, pero las luces no están reventadas.

Y este es el histograma que estamos buscando: uno que esté movido hacia el lado derecho (el de las luces), pero que no llegue a cortarse con el borde. Cuando el histograma luce así, quiere decir que la foto está sobre expuesta, pero las luces no están reventadas.

Si usas una réflex, pues busca en el menú la opción de que resalte las áreas de luces reventadas cuando previsualices la foto en la pantalla de la cámara, o la opción de que te muestre el histograma junto con la previsualización de la imagen, y ajusta los parámetros hasta que consigas lo que necesitas.

la escena de la foto

Para hacer estas fotos no sirve cualquier escena, y no puedes hacer fotos claras y luminosas en espacios con colores oscuros. Esto no quiere decir que las fotografías luminosas solo puedan hacerse con fondos blancos, para nada. Puedes hacer fotos coloridas, pero el resultado va a depender mucho del color original del ambiente, y también de la luz que haya. No es lo mismo la luz del mediodía, que la del atardecer, que bajo el sol o en la sombra, que en días despejados o nublados… y para rematar, los colores se ven diferente en dependencia del tipo de luz que reciban.

Por supuesto, va a ser más fácil conseguir buenos resultados en escenas con fondos blancos, o con colores claros, pero tampoco te limites. Haz fotos en exteriores (los días nublados con luz difusa son especialmente buenos) y experimenta… solo ten en cuenta que lo que puedes conseguir en ambientes con predominio de colores tiene un límite, sobre todo si éstos son oscuros y hay poca luz.

los accesorios

Uno de los accesorios fundamentales en cualquier estudio fotográfico, aunque sea el que te montas improvisado por las tardes junto a la ventana de la sala, es un reflector.  Puedes comprarte uno como el que yo uso (que son bastante económicos) , o improvisártelo en modo DIY con un pliego de espuma blanca o de cartulina. Lo importante es que tengas una superficie blanca con la que rebotar la luz en tu escena (en el curso de fotografía hablo con más detalle sobre esto) para hacerla más luminosa.

Por otra parte, si quieres cultivar este estilo de fotografías, no está de más tener un trípode. Yo el mío no lo uso mucho porque tengo buena iluminación donde vivo, pero si estás en un lugar donde no tienes disponible mucha luz natural para tus sesiones, es algo muy necesario. Un trípode te va a permitir hacer exposiciones largas y, por tanto, que entre mucha luz a tu cámara cuando haces la fotografía, aun cuando la escena esté bastante oscura.

También tienes la opción de comprarte una cámara con una sensibilidad ISO brutal, pero esas por lo general no son muy económicas. Y con el ISO hay que tener cuidado, porque si lo subes demasiado porque tienes poca luz, tu foto quedará con mucho ruido y perderá nitidez.

dispara en RAW

Si te tomas un poco en serio las fotos que haces, y si estás leyendo esto lo más probable es que así sea, te recomiendo encarecidamente que dispares en formato RAW en vez de JPG. Esta es una recomendación general pero, específicamente para este estilo de fotografía, te lo recomiendo todavía más porque la edición es una parte muy importante del proceso, y si disparas en formato JPG vas a limitar mucho lo que podrás hacer con tus fotos en el cuarto oscuro digital.

cuando editas la foto

Hay muchas técnicas para editar este tipo de fotografías, sobre todo para darles el acabado final, y cuál usar dependerá de cada foto y de los ajustes particulares que necesite. Pero hay otros ajustes en la edición que son básicos y el punto de partida para todas (al menos en la forma en que yo las edito), y de esos quiero hablarte para que los puedas aplicar.

aumenta la exposición

Aun cuando hayas sobre expuesto un poco tu foto a la hora de hacerla, muchas veces vas a necesitar aumentarle un poco más la exposición. Sobre todo si no estuviste al tanto del histograma cuando hiciste la foto y disparas en RAW, porque cuando vemos las fotos en la pantalla de la cámara lucen un poco más luminosas y contrastadas que cuando las descargamos y las vemos en la computadora (la cámara lo que nos muestra es una versión de la foto en JPG, que ella misma edita, en vez del negativo digital en RAW). Entonces, lo primero que hay que hacer en estos casos, es aumentar la exposición un poco más, con cuidado de no reventar las luces o de que se vuelva demasiado luminosa y deje de verse natural. A veces es solo un poco lo que hay que aumentar… recuerda que con la edición es muy importante no pasarse.

Si lo que usas para editar tus fotos en una aplicación de un teléfono, el ajuste puede ser diferente. Me he dado cuenta de que hay aplicaciones en las que es mejor ajustar la luminosidad de la imagen con la herramienta de brillo, en vez de con la de exposición, así que haz la prueba a ver con cuál consigues el mejor resultado.

ajusta el balance de blancos

Las cámaras modernas, incluso las de los teléfonos, son bastante buenas manejando el balance de blancos de manera automática. Aun así, muchas veces hay que ajustarlo un poco con este tipo de fotografías porque si la imagen se pasa en calidez puede verse un poco apagada y como sucia.

Si usas Lightroom, una técnica que yo aplico es poner el fondo del espacio de trabajo en blanco (en vez de negro o gris) porque siento que así me doy cuenta más fácilmente de si la foto está demasiado fría o cálida, de si tiene un matiz un poco verde o magenta, y de si se me va la mano en el ajuste que le hago.

juega con el ajuste de curvas

Lo último que debes hacer para darle ese toque de luz a tus fotos es modificar el ajuste de curvas. Normalmente se recomienda hacer una curva con forma de S, aumentando las luces y disminuyendo las sombras a partes más o menos iguales, pero en este caso, vamos a hacer una de estas dos variaciones:

  1. Una de las opciones es subir la curva sobre el centro, y bajarla un pelín solo en la parte de las sombras.
  2. La otra opción es subirla en un punto más cercano al extremo derecho, e igual bajarla solo un poco en las sombras.

Estos ajustes van a aumentar la luminosidad de tu imagen y también le van a dar un poco de contraste y cuál de estas opciones usar, dependerá de la foto.

Prueba a ver con cuál se ve mejor tu imagen, y ten en cuenta también que estas posiciones de la curva que te estoy dando, son puntos de partida que deberás ir ajustando después hasta conseguir la posición óptima para tu fotografía.

 Este es el ajuste de curvas clásico: fíjate que la posición de los puntos de ajuste hace que tenga una disposición muy simétrica.

Este es el ajuste de curvas clásico: fíjate que la posición de los puntos de ajuste hace que tenga una disposición muy simétrica.

 Este es uno de los ajustes de partida para conseguir fotos muy luminosas: el punto de la curva de las luces está más al centro y es mucho más acentuado que el punto de las sombras.

Este es uno de los ajustes de partida para conseguir fotos muy luminosas: el punto de la curva de las luces está más al centro y es mucho más acentuado que el punto de las sombras.

 Y en este segundo caso también la curva de las luces es más acentuada que la de las sombras, pero el punto de ajuste está más cerca al extremo derecho.

Y en este segundo caso también la curva de las luces es más acentuada que la de las sombras, pero el punto de ajuste está más cerca al extremo derecho.

Para terminar, puedes jugar también con los controles de saturación y de contraste (a veces es mejor bajarlo un poco, otras es mejor subirlo… depende de la foto) hasta que llegues al resultado que buscas. Como te dije al inicio hay muchas otras técnicas, más específicas, en dependencia de si quieres una imagen final con más o menos contaste, o si predomina más el blanco o los colores por ejemplo, pero estos ajustes que te he explicado son los fundamentales y con ellos ya vas a lograr muy buenos resultados.

en resumen

Hacer fotos luminosas requiere de técnicas específicas, pero conociendo cuáles son y con un poco de práctica lo puedes conseguir. Recuerda que en este estilo es muy importante cuidar las dos partes del proceso: el momento de hacer la foto y la fase de edición.

¿Te quedó alguna duda o hubo algo que no entendiste? Cuéntame en los comentarios.

 
quieres-hacer-mejores-fotos.jpg